miércoles, 14 de noviembre de 2007

Chistes! La risa, el mejor remedio

* Estaban dos vecinas y una le dice a otra:
Ay vecina, me da mucha pena que mi gallina haya destrozado su jardín.
No se preocupe, dice la otra, porque mi perro acaba de comerse su gallina.
Menos mal, dice la primera, porque mi auto acaba de matar a su perro.

* Había una vez un perro tan inteligente, tan inteligente, que cuando le gritaban:
Ataque!, el perro se tiraba al piso y le daban convulsiones.

* Era un científico que estaba haciendo un experimento con una pulga, le dijo a la pulga:
Salta pulga y la pulga saltó un metro.
Le quitó una pata y le dijo lo mismo, entonces saltó medio metro, y así le fue quitando todas las patas hasta que no tenía patas y lo anotó en su libreta. Cuando ya no tenía patas le dijo que saltara y no saltó entonces anotó, pulga sin patas sorda.

* Después de varias semanas de intentos de resolver un problema científico, el jefe de la investigación, mira a sus colegas y les pregunta:
Señores, ¿Conocen ustedes el antónimo de la palabra "eureka"?

* Este era un loco que estaba en el manicomio y se quería suicidar, entonces se lanzó a la piscina para ahogarse y vino otro loco y lo sacó, entonces el director del manicomio lo llamó para felicitarlo por haberlo salvado, y le dijo:
Fue un acto heroico lo que hizo, pero lamento informarle que el loco que usted salvó esta mañana, se ahorcó en la tarde.
Entonces el loco le dice:
¡Ah!, eso lo hice yo, porque lo colgué para ponerlo a secar.

* Está un inspector en un manicomio de revisión, y se encuentra a un loco encima de un colchón y le dice:
Oye tú, ¿qué es eso?
A lo que el loco responde:
Mi coche.
Y el inspector dice:
Vale, este está muy mal.
Sigue caminando cuando se encuentra a otro loco, pero este está con una almohada, y le hace la misma pregunta:
¿Qué es eso?
A lo que el loco responde.
Mi novia.
El inspector dice:
Vale, este también está muy mal.
Cuando se encuentra a un tercer loco que llevaba un ladrillo atado a una cuerda, y le repite la pregunta, pero este responde:
Pues una cuerda y un ladrillo o es que no lo ves.
El inspector se queda pensativo y dice:
Este está bastante bien.
Total que cuando se da la vuelta, el loco le dice al ladrillo:
Muy bien Lassie, no nos han descubierto.

* Durante una visita a un Instituto Psiquiátrico, una de las visitas le preguntó al Director qué criterio se usaba para definir si un paciente debería o no ser Internado.
"Bueno," dijo el Director, hacemos la prueba siguiente:
- "llenamos una bañadera, luego al paciente le ofrecemos una cucharita, una taza y balde y le pedimos que vacíe la bañadera."
- Ah, entiendo- dijo la visita. - Una persona normal usaría el balde porque es más grande que la cucharita y la taza.
- No- dijo el Director. -Una persona normal sacaría el tapón.
- Usted que prefiere: ¿una habitación con o sin vistas?-

* Estos son 2 chicos en el manicomio, Pepe le dice a María:
María, ¿te quieres casar conmigo?
Y María le dice:
¿Tú estás loco?
Y Pepe le dice:
¿Y tú estás aquí de vacaciones?

* En una ocasión se encontraron tres locos en un desierto. Llevaban varios días de recorrido y no habían encontrado nada para comer y mucho menos para beber. Después de cinco días, los tres locos encontraron un coche viejo en medio del desierto, uno de los locos pregunta:
-¿Para qué nos puede servir este coche?
El segundo le contesta:
-Yo no sé, pero tiene que servir para algo.
A lo que el tercero le responde:
-Yo me voy a llevar un asiento para sentarme cuando me canse.
Le dice el segundo:
-Yo me voy a llevar el radiador para tomar agua cuando tenga sed.
El primer loco dice:
-Pues, yo me voy a llevar una puerta.
Y los otros locos le dicen:
-¿Una puerta? ¿Y para qué?
A lo que el primer loco le contesta:
-¡Para bajar las ventanas cuando tenga calor!

* Cómo sacas a Superman del agua?
Pues oxidado ya que es el hombre de acero.

* Saben ustedes por qué los hijos pequeños de Superman no se pelean entre ellos?
Porque son supermansitos.

* Un hombre le pide ayuda a su vecino para que le ayudara a mover un sofá que se había atorado en la puerta. Uno se fue a un extremo y el otro también. Forcejearon un buen rato hasta que quedaron exhaustos, pero el sofá no se movió.
Olvídelo, jamás podremos meter esto, dijo el hombre.
El vecino lo mira con extrañeza y le pregunta:
¡Ahh! ¿Era meterlo?

* Un hombre llama por teléfono a su vecino y le dice:
José por qué no amarras a tu perro que necesito hablar contigo.
Y le contesta:
¿Por qué no lo amarras tú, para que yo pueda salir?

* Eran las cuatro de la mañana en casa de Pedro, cuando suena el teléfono:
¿Bueno?
¡Hola! Disculpe que le llame a esta hora, pero lo que pasa es que su perro no deja de ladrar y no me deja dormir.
¡Ha! Está bien.
A la noche siguiente suena el teléfono en casa del vecino también a las 4 de la mañana:
¿Bueno?
¡Hola! Disculpe que le llame a esta hora, le llamo para informarle que yo no tengo perro.

* Dos amigas hablando:
María, ¿qué me das por mi marido?
Nada.
¡Trato hecho!

* Por qué la mayoría de las mujeres maneja mal?
Porque todos los instructores de manejo son hombres.

* Cómo se llama a un hombre montado en un burro?
Un burro de dos pisos.

* Por qué los hombres tiene una neurona más que los caballos?
Para que no se caguen en los desfiles.

* Los hombres son como los delfines, se dicen que son inteligentes, pero no se ha comprobado.

* Cuánto dura una bala en atravesar el cerebro de un hombre?
Tres días, de aquí a que se encuentre el cerebro...

* Cuando el cerebro de un hombre mide un centímetro, ¿Qué es lo que pasa?
Está inflamado.

* En qué mes los hombres hacen menos idioteces?
En Febrero porque sólo tiene 28 días.

* Va una mujer, un hombre inteligente y Papá Noel en un trineo y chocan contra un árbol, ¿Quién se muere?
La mujer, porque ni el hombre inteligente ni Papá Noel existen.

* Qué pasa si un hombre se traga una mosca?
Tiene más neuronas en el estómago que en el cerebro.

* Doctor, doctor, tengo un testículo de hierro y otro de madera.
¿Y usted tiene hijos?
Sí, Robocop y Pinocho.

* Doctor, doctor, dígame la verdad. ¿Después de la operación podré tocar la guitarra?
-Si, hombre, perfectamente.
-¡Que bien! Porque antes no sabía.

* En un examen de necropsia, el profesor le pregunta al alumno:
¿Cuál ha sido la causa de la muerte de ese individuo?
El alumno se pone a examinar el cuerpo y ve un cadáver con numerosas puñaladas en el tórax.
El alumno responde:
Ha muerto de muerte natural.
El profesor le dice:
¡Como que de muerte natural! ¿Usted no ha visto las puñaladas?
El alumno le responde:
Hombre, es que con esas puñaladas lo natural, es que se muera.

* La Abuela
(Infinita sabiduría de las venerables abuelas)

Los Abogados jamás deberían hacer una pregunta a una abuela si no se encuentran preparados para la respuesta.
Durante un juicio en un pequeño pueblo, el abogado acusador llamó al estrado a su primera testigo, una mujer de avanzada edad.
El abogado se acercó y le preguntó: - Sra. Martínez: ¿sabe quién soy?
Ella respondió: - Sí, lo conozco señor Cáceres. Lo conozco desde que era un niño y francamente le digo que usted resultó ser una gran decepción para sus padres. Siempre miente, cree saber de todo, es muy prepotente, abusivo, engaña a su esposa y lo peor de todo, manipula a las personas. Se cree el mejor de todos cuando en realidad es un pobre hombre. Sí, lo conozco....
El Abogado se quedó perplejo, sin saber exactamente qué hacer. Apuntando hacia la sala, le preguntó a la sra. Martinez: -¿Conoce al abogado de la defensa?
Nuevamente ella respondió: -Claro que Sí, Yo también conozco al señor Pérez desde que era un niño. Él es un flojo y medio raro, y tiene problemas con la bebida. No puede tener una relación normal con nadie y es el peor abogado del Estado. Sin mencionar que engañó a su esposa con tres mujeres diferentes, una de ellas la esposa suya, ¿recuerda? Sí, yo conozco al Sr. Pérez. Su mamá tampoco está orgullosa de él.
El abogado de la defensa casi cae muerto.
Entonces, el Juez llama rápidamente a los dos abogados para que se acerquen al estrado, y les dice:
-Si alguno de los dos, le pregunta a esa vieja si me conoce, los mando a la silla eléctrica a los dos.

* Una viejita esta afuera de una casa queriendo tocar un timbre, pero ella no lo puede tocar porque no lo alcanza, de repente llega un señor y muy amablemente se ofrece:
Señora, buenos días, ¿En qué puedo ayudarle?
Por favoorr jooven, aayudeme a tocarr el timbree.
Señora, con mucho gusto, le respondió.
Ya señora, y ¿Ahora qué?
La viejita le responde:
¡A correr!

* Se encuentran dos amigos y dice uno:
No sé qué hacer con mi bisabuelo, se come las uñas todo el tiempo.
Al mío le pasa igual, y le quite la maña en un momento.
¿Cómo? ¿Le amarraste las manos?
No, le escondí los dientes.

* Un abuelito va a la clínica a chequearse, y le pregunta al doctor, cuánto tiempo de vida le quedaba, a lo cual el doctor respondió:
9.
Y el abuelito contesta muy alegre:
¡9 años!
Y el doctor continúa diciendo:
8, 7, 6, 5, 4…

* El ratón vio al gato y se metió en su agujero (en aquel en que vivía el ratón, quiero decir).
El gato se acerca al hoyo y hace: '¡Miau!'
El ratón se mete más adentro.
El gato entonces deja pasar un rato y hace: '¡Guau!'
El ratón supuso que el gato se había ido, y como no temía al perro salió de su agujero.
El gato, entonces, le echa mano y se lo come.
'No cabe duda -dice relamiéndose-.
En estos tiempos no puedes sobrevivir si no hablas un segundo idioma'...

* Un atlante dice: No te imaginas lo que fue el incendio en el club del centro de Atlantilandia, unas llamas a más de 15 metros.

¿Y los bomberos no fueron? Preguntó el otro atlante.

Sí fueron, pero no los dejaron entrar.

¿Por qué?

¡Pero claro que no, no eran socios!

* Un policía que va persiguiendo a un ladrón, lo pierde en una esquina y le pregunta a un hombre: ¿Vio a alguien doblar esta esquina? No, cuando yo vine ya estaba doblada.

* En un convento la madre superiora le sugiere a una de las monjas que deberían tener una mascotita, que fuese algo pequeña para que no costara tanto mantenerla, a lo que la monja, sale rápido a una tienda de mascotas, llega con el dependiente le expone sus necesidades y él le dice: Yo le recomiendo este periquito... si le jala una patita, le reza El Padre Nuestro y si le jala la otra, le reza El Ave María, que le parece?, la monja le pregunta... y si le jalo las dos?, y el perico le contesta.. !!!!!ME CAIGO PENDEJA!!!!!!!!

* Un señor se pasa un semáforo en rojo y lo para un policía para ponerle una multa, pero el señor le dice: Pero vea, es que yo soy daltónico.

Y el policía le dice: ¡No me venga a decir que en Daltonia no hay semáforos!

* Un hombre llega a una venta de tarjetas de San Valentín y pregunta al tendero: ¿Tiene tarjetas que digan para mi único y verdadero amor?

El tendero responde: Sí tenemos.

El hombre responde: Déme ocho, por favor.

* Hay una turbulencia en el avión por lo cual una señora se espanta y le pregunta a la auxiliar de vuelo: Señorita, en caso de que caigamos, ¿hay algo que nos detenga? Y contesta: El suelo señor.